lunes, 26 de septiembre de 2011

SAN VALENTÍN


El día de san Valentín te vi en la plaza, nuestra plaza
Ibas  cogida de la mano de un hombre
Durante un segundo se encontraron nuestras miradas,
y una mueca, tal vez sonrisa, apareció en tu cara.
De pronto te diste la vuelta, y ante el lujoso escaparate
de una tienda de modas te quedaste parada.
Tu compañero señaló un vestido y te preguntó algo;
Puede ver en el reflejo cómo te secabas una lágrima.
Y te fuiste alejando, despacito, sin pronunciar palabra.
Yo me quedé sentado en el banco, nuestro banco.
Bajo el sauce que presenciaba  nuestros besos,
 y rodeado de hambrientas palomas
«Los tiempos cambian —les dije, echándoles maíz—
Este año no ha venido sola».

No hay comentarios:

Publicar un comentario