martes, 21 de octubre de 2014

LA VEJEZ



Es  nieve, la cima de su montaña
apagados  huecos de sus ventanas
atados sus huesos en red de araña
piel flácida y rosa como manzanas

Tentáculos que su corazón atan
ahogan su voz, alma  enamorada
joven y viva, sus manos atadas
tus cadenas crueles sus sueños matan

Antes de que tus zarpas la destruyan
humillando su alma, si luchadora...
quiero decirte que  estaré con ella

¡Ríndete! Que tus crueles  huestes huyan
Ni enfermedad ni  muerte nos separa
nuestro amor trasciende toda frontera



LA VEJEZ - CC by-nc-nd - Juan Pan García

8 comentarios:

  1. La sabiduría y paciencia de nuestros ancianos bien merece unos versos, y son tan pocas las veces que nos acordamos de ellos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Narci M,Ventanas. La verdad es que sí, sólo les echamos en falta cuando ya no están. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Ojalá tengáis buena salud durante muchísimos años.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No hay vejez donde la vez tu?
    Yo no la veo en absoluto o no he comprendido el poema. si te refieres a carmen jamás se me ocurriría decir que está en la vejez y tu tampoco!! un beso Vamos que la vida hay que vivirla y hoy las cosas no son como hace 50 años! Besos. escribí otro y se escapó no sé besos

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Toro Salvaje. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Querida amiga M.Susana:"Su alma es joven, está viva, enamorada". Lamentablemente, como dijo García Marquez, "el cuerpo no acompaña al espiritu" y se va degradando poco a poco: es esa la vejez que intento retratar en este poema. Gracis por tus amables y sentidas palabras. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  7. El ùltimo verso resume todo....
    Muy bonito
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, genessis. Un beso para ti

    ResponderEliminar