jueves, 9 de octubre de 2014

EN CLASE de FRANCÉS

 

Anoche tú, en la clase de Francés
me miraste sonriendo y dijiste:

—Bon jour monsieur tenga usté
—¡Que no es bon jour, madame!
—riendo le respondi—.
—Maintenat il fait nuit, voyez.

 Y ambos nos asomamos
a la ventana del salón
nuestras manos se rozaron
et  je sentis  un frisson
 Et nous nous regardions
un poco dans les yeux
Et tremblant je te regardai
 tus ojos son tan bonitos
tes levres si sensuelles
si douce et beau ton visage...
 ¡Je sens battre mon coeur!




Anoche tú, en la clase de Francés
me miraste sonriendo y dijiste:
—Buenos días tenga usted, señor
—¡Que no se dice buenos días, señora!
—riendo le respondí— Ahora ya es de noche, mire usted.
Y ambos nos asomamos
a la ventana del salón
nuestras manos se rozaron
y yo sentí un escalofrío
Y nos miramos
un poco a los ojos
Y temblando yo te miraba...
Tus ojos son tan bonitos,
tus labios tan sensuales,
tan dulce y bello tu rostro...
¡Yo siento latir mi corazón!



4 comentarios:

  1. amigo el bichito del amor nunca deja de picar!!!!!!!!!!!!!!!!!!! bonito!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Ja,ja,ja,ja! Fue solo un deslumbramiento momentáneo. Además, es ficción. Un beso, guapa, que estás en todo, jajaja

    ResponderEliminar
  3. Es que este idioma es tan sensual ejeje. Besitos Juan

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Darilea. Me encanta el idioma francés por lo que dices; está asociado al amor. Un beso

    ResponderEliminar