miércoles, 24 de mayo de 2017

ROMANCE DEL BESO


  Hoy voy a ver a esa chica,
me pondré mi traje nuevo,
será mi mejor sonrisa
reflejo en sus ojos negros.

Ella, seguro que al verme
me sonríe y me da un beso,
un beso casto de amiga
que no sabe que  la quiero

O tal vez sí que lo sepa
y que  de mí se esté riendo
al verme rendido ante ella
siendo yo un hombre ya viejo.

¿Pero qué  me importa a mí
 lo que ella piense, si luego
 ella va y me da dos besos?
¿No es para eso que yo vivo?
¿No es por sus besos que muero?

Yo, al asomarme a sus ojos,
veo un hombre enamorado
un poco mayor, ¡qué arrojo
para un  corazón cansado!

Pero al rozar con mis labios
 la suave piel de su cara
 fina, cálida y bonita...
siento  calor en mis venas

Como cuando yo era un mozo
como cuando yo era nuevo
y se encendía mi sangre
como arde el rastrojo seco

Hoy sí, yo tengo que verla.
¡No puedo vivir sin  ella!
Ver su rostro, su figura...
Ayns.... ¡Qué criatura más bella!

 Da igual si un vestido lleva
o pantalones vaqueros,
luce todo lo  que  ponga
sobre ese cuerpo, tan bello.
  
Va señalando sus curvas
como destaca sus senos
almacenando el aroma
de su paraíso interno.

Ella no sabe que  la amo,
o tal vez sí que lo sabe
Y sólo siente  respeto
por la pasión que me invade

¡¿Pero qué me importa a mí eso
si ella viene a mí sonriendo
y me deja darle un beso?!
¿No es por eso que yo vivo?
¿No es por besarla que muero?

Hay quienes buscan riquezas.
 Yo... sólo quiero sus besos.


Safe Creative #1705242409732

2 comentarios:

  1. escribes muy bello
    abrazps desde el mar

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué alegría volver a leerte, Recomenzar! Muchas gracias, amiga.Un beso enorme.

    ResponderEliminar