jueves, 28 de julio de 2016

HAMBRE



El plato  de porcelana
no soporta su  mirada.
¡Pobre niño  que rebaña
una pizca de comida!

La madre a sus dioses clama
porque brille la justicia
en un mundo de estulticia
que  a la muerte pronto llama

Parirán sus hijos muertos
los cadáveres vivientes
que han perdido sus derechos.

No veo horizonte al frente
solo quedamos los viejos
en un país de dementes


Safe Creative #1607288464280

2 comentarios:

  1. Así es, Amapola: un poema triste como triste es la vida para muchos. Un beso

    ResponderEliminar