sábado, 28 de febrero de 2015

LA FLOR DEL ALMENDRO

Ebn Teinim cantó así a la flor del almendro:

“Antes que las demás flores llegas tú para reinar sobre todas ellas. Y con verdad que eres de venturoso presagio, pues en tu cándida hermosura aparece la primera sonrisa del mundo y de la primavera.”

Foto de Antonia Sesma Díaz,

Como la flor del almendro, preciosa
Aterciopelada tu piel  sedosa.
Eres noble, inspiración del poeta
La esencia de tu corola, sabrosa,

Como el pétalo, tu alma pura y blanca
 Como almendras dulces son tus caricias
Tus desaires, veneno para el alma.
Esencia de azahares,  tu sonrisa.

 Quisiera en esta nueva primavera
Olvidar las crudezas del invierno
Escapar por fin del terrible averno
 Donde me encuentro por tu indiferencia

Porque tal como el noble tronco, estoico 
Resistió el cruel azote del mal tiempo
Soporté un doloroso sentimiento: 
Ser para ti solo un  fruto podrido.



2 comentarios:

  1. Que bello poema de amor, saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

    ResponderEliminar
  2. La penúltima estro me ha fascinado

    enhorabuena!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar