domingo, 30 de noviembre de 2014

¿POR QUÉ, DIOS MÍO?

Le dijo el Amor a la Amistad:
—¿Qué haces tú aquí si ya estoy yo?
 Y Amistad respondió:
— Sanar las heridas que dejaste tú.


¡Que tendrá esa mujer que tanto me llama!
Cuando yo pongo mi mano en su mejilla
Y beso  su  cara bonita, cálida, al saludarla..
 Siento volar mariposas en mis entrañas
Mi pulso se acelera, se expande mi alma.

Cuando ella me mira con esos ojos de Hada
y acaricia mis oídos con sus sedosas palabras
y me pregunta: ¿Qué es de tu vida, cómo te va?
Penetra en mi sangre  y  corre  por mis venas
mi corazón  baila feliz, olvidando  sus penas

Cuando me miro en sus  ojos,  mi ser tiembla.
Le confieso mi amor, y ella se ríe en mi cara:
"¿Adónde vas?, si  hablas de amor, la amistad
 saldrá huyendo por la ventana: estoy casada.
Eres un buen amigo, te quiero. No digas nada"

Y me siento morir. Una losa cae sobre mi alma.
Y es verdad, yo soy feliz, nada me falta en casa
¿Qué tiene esa mujer que le da vida a mi alma?
Cuando la veo venir es como un bello amanecer
Ser de luz, ella me ilumina, me atrae, me atrapa

Y yo tiemblo, un escalofrío recorre mi espalda
y no puedo evitar acariciar su mejilla y besarla
absorbiendo el calor  y la vida que a mí me falta.
Si para todo lo que pasa hay una razón, Dios mío
¿Porqué has puesto a esa mujer en mi camino?


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Anónimo, muchas gracias. Pero si no pones tu nombre al lado o bajo el comentario no sé quién eres. Saludos

      Eliminar
  2. las parejas pasan, los amigos son para siempre
    beso grande, lindo leerte

    ResponderEliminar
  3. Considérate afortunado.
    Aunque sufras a veces.
    Mejor sufrir por eso que vivir en la rutina gris.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Tú crees, Karu? Los amigos también fallan cuando más los necesitas. Créeme. Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  5. Eso es cierto, Toro Salvaje, yo no me resigno a vivir en la rutina, necesito mi dosis de adrenalina. Gracias por estar siempre, amigo. Saludos

    ResponderEliminar