lunes, 21 de julio de 2014

BUSCANDO LA PAZ




Mujer que alegre vives tu vida
 cruelmente conmigo te enconas
me llamas el "Judas que traiciona
y muerde la mano que le ayuda"

No entiendo por qué me dices eso
habiendo sido  el gran agraviado
mis sentimientos has pisoteado
Me usaste y tiraste cual pañuelo

Habiéndote ya perdonado
sigues esparciendo veneno
publicando insultos sin freno
me llamas mierda, depravado

Actuamos como dos idiotas:
tú me acusas, yo respondo
hiriéndonos en lo más hondo
¡Señor, somos dos cabezotas!

No sé ya qué hacer contigo
 me humillaste hace un año
de dolor me estás matando
mientras adoras tu ombligo

 Solo ves la paja en mi ojo
cuando viga lleva el tuyo
intentas con dulce arrullo
repetir la historia con otro

Yo deseo que lo consigas
 que disfrutes y seas feliz
por favor, olvídate de mí
déjame en paz vivir mi vida


Derechos reservados. Safe Creative Co.

4 comentarios:

  1. Eso.
    Que te deje en paz.
    No merece ni un poema tuyo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No sé por qué no quedan. sácala de tu vida!!

    ResponderEliminar
  3. Toro, lo mejor, y lo que yo deseaba es que hubiésemos seguido siendo amigos sin más. El tiempo pone a cada cual en su sitio. Pero en vista de que no cesa de publicar poemas envenenados dirigidos a mi persona no he podido evitar escribir este poema. Gracias por tu lectura. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Eso quiero, M. Susana: sacarla de mi vida de una vez por todas. Un beso

    ResponderEliminar