viernes, 29 de noviembre de 2013

MIENTRAS HAYA VIDA...



No quiero rendirme a la adversidad
 Haré lo indecible por mi felicidad
 Si debo humillarme, me humillaré 
Si debo rogar, de rodillas me postraré 
Si he de ser cobarde, también seré 
Recibiré tus andanadas con calma 
Y todos tus desprecios soportaré 
Sólo tendré en mente mi meta: 
Abrazarte y amarte sin medida 
Arroparte en los días fríos 
Cuidarte en tu enfermedad
 Amarte sin medida, sí, repetido. 
Tu pañuelo de lágrimas, tu amigo. 

Porque nadie vence sino la muerte 
Y yo aún estoy vivo, ¡vivo, amor! 
Y mientras se vive hay esperanza 
No, no, corazón, ¡yo no me rindo!

  Safe Creative #1311309459970

jueves, 28 de noviembre de 2013

EL LEGADO

DEDICADO A MIS  AMIGOS MERCEDES DUEÑAS  Y ESTEBAN DE MIGUEL



Irrumpe en la casa por las ventanas
expulsando tinieblas, y a las figuras
descubriendo y dándoles vida,
el rayo de sol en la alborada

Así fue cuando la descendiente
entró en aquella confortable casa
deslumbrando con su presencia
y vitalidad  a todos los presentes

No era muy alta y mas bien llenita.
 Ella me miró con su ojos grandes,
 de mirada  franca, y en su boquita
apareció   bonita y cálida sonrisa.

Ella se acercó a su madre adorada,  
quien  orgullosa y muy alegre,
 con inmensa ternura, sonriente,
 absorta a su amada niña miraba.

Porque aquella mujer ya hecha
seguía siendo su bebé, su niña,
al igual que cuando le daba teta
y  a pesar de cumplir los treinta

Se dieron un abrazo, intercambiaron  besos...
se dijeron palabras de ánimo, cosas, eventos...
Luego la joven se volvió hacia mí, sonriendo:
"¡Hola!, soy María, la hija. Encantada."
Y se estiró un poco y me puso su mejilla
y yo, que arrobado a  madre e hija observaba, 
deposité  un fugaz beso en su bonita cara.

Ella tenía prisa, sólo venía a comer,
apenas una hora, y luego a correr
Era simpática,  alegre y locuaz,
su voz, agua fresca manantial,
para los oídos sedientos, el Maná

Al otro lado de la mesa se hallaba
un mocetón con cara de niño:
estudiante, cariñoso, buen hijo
a quien sus padres adoraban

Y enfrente de mí, el progenitor
orgulloso, alegre, contento...
presidiendo la mesa con amor

Más tarde llegó otro chico,
 el mayor de los tres hijos:
musculoso, ágil cual felino
"Gimnasio, mucho ejercicio"

Irradiaba felicidad y amor el nido
Para aquellos amigos queridos
sus hijos son su legado, gran tesoro,
del mundo lo mejor, lo  más bonito,
retoños verdes del árbol del Paraíso

Safe Creative #1311289450295

martes, 12 de noviembre de 2013

PRINCESA



No sabría yo decir qué fue lo que me llevó a ti,
si fue tu sonrisa o aquel suéter incitador de sueños,
que resaltaba la hermosura y turgencia de tus senos.
O fue quizás la dulzura de tu mirada clavada en mí

El caso es que desde aquel instante me estoy muriendo.
Arde mi corazón, tiembla mi cuerpo, sólo pienso en ti
y tu recuerdo me vuelve loco, y es mi vida un sin vivir.
 No sabes tú, amor, mi cielo, cuánto te estoy queriendo.

Desvelado, corro a mirar al cielo en noches de luna llena
y la miro directamente a la cara, y con fervor le pregunto
si tú también,  mi amor,  en ese instante la estás mirando,
que  refleje y transmita este mensaje cual gigantesca antena:

Amada mía, dueña de mi corazón y de mi alma...
Dirige tu dulce  mirada a esa Luna que nos ampara,
y que nos une a pesar de la distancia que nos separa
y escucha lo que te digo desde mi tierra encantada:

Eres lo mejor que he conocido;
entre todas la personas destacas,
como la amapola en el trigo,
el oasis en el desierto
o la fuente en la montaña.

 Ángel de amor, gracias por elegirme.
Dios te envió, Princesita mía.
Lo eres todo para mí, vida mía
 Te quiero con todo mi corazón.

  Safe Creative #1311139271421