jueves, 7 de junio de 2012

UN BESO EN PUERTA OSCURA




En Puerta Oscura una tarde yo te di un beso
Te cogí de la  cintura te apreté contra mi cuerpo
Nos miramos a los ojos, nos hablamos en silencio

Explosión de amor  hizo vibrar mi  pecho
Temblorosa tú, en silencio me aceptabas
Sentí que la vida en cada beso se escapaba 
Y  convertimos la hierba en  nuestro lecho

En Puerta Oscura una tarde yo te hice mía
Embelesado besé tu cara, tus ojos, tus labios
Acaricié tu cuerpo con mi boca  y con mis dedos
Hasta sentir  que la locura  del deseo te invadía

Y los árboles del parque, sonrojados,
De curiosas miradas  nos ocultaron
Y mientras  con ansia nos amábamos
Se bañó de oro la cima de Gibralfaro

Volaban las gaviotas  sobre la Malagueta
Y jugaban al escondite alrededor del faro
El aire recogía los gemidos  enamorados
Al Este, el cielo color fuego era una fiesta

Las murallas nos observaban allá en lo alto
Los pájaros en las ramas guardaron silencio
Escuchaban tus susurros, tus quejidos, tus excesos
Al entrar yo  en tu dulce, cálido y húmedo templo

Nos sorprendió la luna en aquel jardín
Abrazados ambos y  viviendo sueños
La Manquita lucía orgullosa sobre los tejados
Y, más lejos,  el faro giraba y giraba sin fin

Y nosotros, ajenos a todo, lejos del mundo
Hablando con los ojos, ambos en silencio
las manos incansables incendiadas de deseo
descubriendo ávidas nuestros secretos
disfrutamos de una noche inolvidable
  de esas que destacan en los recuerdos.

En Puerta Oscura una tarde yo te di un beso
Me embrujaste, amor mío, y desde entonces,
desde aquel  preciso momento, 
olvidarte yo no puedo.

 








  

13 comentarios:

  1. Preciosa noche de amor la que nos has dibujado Juan... amor auténtico del que se queda a vivir en tu alma para siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bellisima historia de amor, como dice Puri para guardarla en el alma. Lo de hablar en silencio me fascina, a veces el silencio dice y llega mas que mil palabras.
    FELICIDADES Juan TU SENSIBILIDAD hace que puedas escribir de cualquier sentimiento.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mercedes7 de junio de 2012, 8:37
      Bellisima historia de amor, como dice Puri para guardarla en el alma. Lo de hablar en silencio me fascina, a veces el silencio dice y llega mas que mil palabras.
      FELICIDADES Juan TU SENSIBILIDAD hace que puedas escribir de cualquier sentimiento.
      Besos.

      Eliminar
  3. Y olé!!!

    Que bonito.
    Te felicito.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan

    Una perfecta conjugación del amor, el sentir, la pasión, el lugar, el momento, el entorno, el hacer y el recuerdo de un momento de amor y entrega.

    Un abrazo poeta
    desde la Roma antica

    ResponderEliminar
  5. Imagino que la protagonista fue Carmencita... de lo contrario... castigado contra la pared... me leyó???
    Hermoso poema Juan... si esas hierbas hablaran...
    Me gusto eso de hablarse con los ojos... asi tambien lo siento yo... es lindo poder hablar solo con los ojos... sin emitir palabra!!!
    Besos van para alla!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Gracias Puri! Como dijo Calderón: Los sueños, sueños son. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias, Mercedes. Sólo hace falta recordar un paraje y alguna persona y ponerse a soñar en la experiencia que nos hubiera gustado vivir para escribir versos de amor. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  8. ¡Gracias Toro Salvaje! Saludos

    ResponderEliminar
  9. ¡Muchas gracias, Genesis! Hermos comentario el tuyo. Un beso

    ResponderEliminar
  10. ¡Alma Naif, castigada contra la pared, ja,ja,ja!
    Qué gracia me haces, mi Alma.
    Espero leerte de nuevo pronto, pues me encanta lo que escribes. Un beso muy fuerte, amiga

    ResponderEliminar
  11. Juan el amor tiene eso que embruja cuando se mira directamente a los ojos del ser que se ama.
    :-) Besitos

    ResponderEliminar
  12. ¡Aynns Oréadas, qué cosas más bonitas dices!
    Esos ojos tuyos seguro que embrujan aunque lleves puestas gafas de sol. Un beso

    ResponderEliminar