lunes, 5 de diciembre de 2011

¿A DÓNDE VAS?




¿Adónde vas, hermosa nube
con tu manto color  púrpura
luciendo bella orla plateada?
¿Ignoras  por azar, que el calor,
 para mis huesos es esencial,
y generoso  el sol me  lo regala?

Sentado bajo un cielo azul
Soy feliz leyendo un libro
en un gran parque soleado
en el que juegan los niños

Echo maíz a las palomas
Y hablo con mis vecinos
Admiro las bellas damas
Que pasan por el camino

Nube, pasa de largo yo te imploro,
ve  adonde necesitan tus cuidados;
 vierte tus lágrimas  en los montes
y que la  embalsen  en los pantanos

Limpia de las grandes urbes,
Su casco oscuro, contaminado
o piérdete tras las montaña,
riega la hierba de los prados

 Pero aquí no te quedes, pasa de largo,
 déjanos disfrutar del sol de diciembre,
el de los pantalones vaqueros ajustados,
el  de los jerseys  que marcan los senos,
  sobre  vestidos generosamente escotados
 
Deja a los simpáticos gorriones y palomos, 
esos intrépidos que comen de nuestra mano
Déjanos soñar con las risas  de  mujeres
que escuchan gozosas anécdotas de antaño.



martes, 29 de noviembre de 2011

I ENCUENTRO DE POETAS ANDALUCES DE AHORA, CÓRDOBA

Publish at Calaméo or browse others.

Se me olvidó pasar el corrector ortográfico y ahora advierto dos faltas  de ortografía que clama al cielo. ¡Me cachis en la mar!

lunes, 24 de octubre de 2011

CÓRDOBA


Acostada en la llanura
en los meandros del río
ante las verdes colinas
Córdoba y su  poderío

Córdoba...
 La de las mil  mezquitas
 por cristianos arrasadas
La de los trescientos baños
Repartidos en tus plazas

Córdoba,
Por tantos pueblos amada
Por tantos reyes querida 
 Diamante de la Corona
y orgullo de Andalucía

Córdoba...
La de las mil  huertas
La de los patios floridos,
Cuna de sabios y poetas
de la Cultura, la  puerta

Córdoba...
Antes que mora, romana
 La novia  reconquistada
Por  poseerte, ríos de  sangre  
en tus calles derramada

“Si yo hubiera sabido lo que era esto, ¡Ay, si yo hubiera sabido!
—Dijo el rey cristiano al arzobispo, dolorido por el sacrilegio cometido—
Que destruirías lo más bonito, lo único, para construir un vulgar templo,
de esos que abundan en  cualquier sitio... ¡Jamás te lo hubiera permitido!"


Hoy te vistes de gala para oír
¡Hermoso alarde de euforia!,
nuestros sentidos versos y así
Nos honras y cubres de gloria

Demuestras una vez más
 que aun siendo tan complejos
como distintos los  pueblos
es posible convivir en paz










Fotos de internet






domingo, 9 de octubre de 2011

PENA NEGRA


Andaluz que con las carnes abiertas,
buscas un trabajo que no encuentras.
Al igual que tus padres y ancestros
tus hijos son carne del destierro.
Llevarán por el mundo la melancolía
y amargura que genera el recuerdo

¿Cuándo podrá nuestra Andalucía
esta tierra que tanto amamos
procurarnos alimento y cobijo
sin darnos a la inclusa del exilio
como mala madre de sus hijos?

A trabajar en vendimias y fábricas,
a servir a ricos o a cuidar enfermos,
Con el alma rota, aunque sonriendo
van los andaluces en trenes y barcos
huyendo del hambre, al extranjero...


Y mientras tanto todos aquellos
que llenaron nuestros corazones
de esperanzas y de sueños
Aquellos en quienes confiamos
pagándoles tan buenos sueldos...


Aquellos que debían conseguirnos
lo que tantas veces prometieron:
Tierra, Pan y Libertad
pasan la legislatura hablando
sobre cambios de sexo
y subidas del gas.

Intuyen el tiempo que hará en la tarde
y engalanados con trajes de Armani,
acuden maquillados y bien peinados
en coches de lujo, chófer y escoltados
a sentarse a la mesa con los mismos
que a los jornaleros han despreciado.

¡Pena negra de gente noble y buena!
con el alma rota dejan casa y familia
obligada a emigrar a tierra extranjera

¿Es que no hay tierras de labranza en Andalucía?
¿Dónde los cotos de caza, dónde las dehesas?
¿No hay manos laboriosas en Andalucía?
¿Volverán los cuchillos a sembrar la tierra?
¡Pena negra, pena negra, pena negra!

Safe Creative #1110100259853







sábado, 8 de octubre de 2011

QUÉ SABRÁS TÚ DE ESO

En un lugar de la Sierra,
un bar lleno de gente,
Unos juegan a las cartas,
otros beben aguardiente.

Un hombre desaliñado,
de apariencia vulgar,
se alza de su asiento
en un rincón del bar
tropieza con las mesas
y comienza a caminar.

—¡Llena mi copa, tabernero!
—No señor, ya basta.
Responde el aludido,
—Márchese a su casa,
antes que le haga daño
el vino que ha ingerido.


Daño… ¿Qué sabrás tú de eso?
Daño es tener una cama grande,
y hallarse solo en ella.
En vela, pasar la noche
mirando la estrellas.
Atento al ruido de la calle
por si un coche llega
y se para en la puerta.

Daño es no recibir
a las llamadas respuesta

. Vivir en eterna espera.
dejando la puerta abierta.

Daño…¡Ja,ja,ja!
¿Qué sabrás tú de eso?
En servir copas y fregar vasos,
tabernero, eres maestro

Saber que ella está con otro
Que otro se bebe sus besos,
se come su boca
y me roba su cuerpo…
Que ella te ignore
tal si hubieras muerto…

Que el amor no existe,
Al fin he comprendido.
Son otros los intereses
los que mueven este mundo
frío y enloquecido.

Como perros y gatos,
pobreza y amores están reñidos,
los intereses mueven pasiones,
y asesinan el cariño.

¿Daño…? ¡Ja,ja,ja!
¿Qué sabrás tú de eso?
Saber que ella está con otro
Que él se bebe sus besos
come la fruta que es mía.
bebe agua de mi fuente…
mientras de sed yo muero
un poco más cada día…

¡Venga ya, tabernero,
Ya no quiero copa,
déjame la botella,
a ver si reviento!


foto de internet : peter-doherty borracho en un bar de Berlín

jueves, 6 de octubre de 2011

LA MADRE


Sentada en un banco
la mirada al frente
viendo pasar los trenes.

Tiene el corazón encogido
sus ojos llorosos, ausentes,
sarmentosas manos azules,
y fantasmas en su mente

Ha pasado el Talgo,
y el Regional Express,
su hijo aún no ha vuelto
y ya es hora de comer.

«¿Qué le ha pasado
a mi pobre niño,
por qué tarda tanto?
¡Dios, que hace frío!»

Se ha puesto el sol
la noche ha venido
cargada de sombras
y de escalofríos.


Ya no pasan trenes
por esa estación
y la anciana sigue
sentada en un banco
helada y con hambre
mirando el reloj.

«Qué le habrá pasado a mi hijo,
pobrecito mío, que no viene
‘Espera mamá que ahora vuelvo.
Olvidé tus documentos, me dijo.»

La luz del amanecer
se extiende sobre las vías,
y silencioso y con brío
llega el tren de cercanías.

Acurrucada en el banco,
su cara dulce, pálida,
arrugada como una pasa
sus ojos azules, vidriados
sonríen a la mañana.

En un hotel muy lejano
en las Islas Canarias
su hijo, esposa y nietos
se levantan y se preparan
para bajar a la playa.



Safe Creative #1110070241100

sábado, 1 de octubre de 2011

EL DESAHUCIO

El viernes, viendo cómo se llevaba a cabo un desahucio en la televisión de Jerez, me acordé de Alberti y de su inmortal poema.Y mis dedos convulsos escribieron estos versos y lo uní a los suyos:

 EL DESAHUCIO
 
¡Ya vienen, mamá!
grita la niña asustada
la madre la abraza
reteniendo lágrimas
 
Alza la mirada al cielo
y en silencio,
rota el alma
llora con desconsuelo
 
Ejército de guardias
se acerca porra en mano
vestidos de negro con botas
 y brillantes escudos y cascos
 
¡No nos echaréis!, grita
sus laboriosas manos
si delicadas antaño
aferran a su hija
 
En sus húmedos ojos
destella la locura.
Con voz rauca maldice
al Gobierno que permite
de los bancos tal usura
 
Viene con ellos un sujeto
muy estirado que lleva
en la mano un documento
Y con un gesto ordena
 desahuciar sin miramientos
 
Y se lanzan sobre ellas
 Y las pegan y amenazan
las empujan y maltratan
la madre grita, la niña llora
Las agarran con fuerza
y las arrastran afuera.
Morbosa la gente mira
desde la otra acera
 
El cuerpo de la mujer
de impotencia tiembla.
A pesar de la multitud
la soledad encuentra.
 
El cielo se oscurece
los pájaros se rebelan
remolinos de viento
levantan polvo y tierra
 
Y una voz acusadora
apenas perceptible
araña las conciencias.
Son los versos airados
del inmortal poeta
que emergen de entre las piedras
 
« Dónde los hombres...
miran y cuando miran
parece que están solas
gritan y cuando gritan
parece que están solas
¿Dónde los hombres?
¿Es que no hay hombres?
¿Dónde los hombres de ahora
que  a las pobres víctimas
 de los bancos abandonan?»
 
 
 

martes, 27 de septiembre de 2011

LA PLAYA


Tiembla la sombrilla
al empuje de la brisa.
Juegan niños en la arena.
Olas rompen en la orilla.
Algunos pasan el día
expuestos al tórrido Sol,
constatando con alegría
que sus cuerpos toman color.
Unas mozas pasean por la orilla,
buscando, quizás, unos amigos,
luciendo, seguras, sus pantorrillas.
Por favor ¿Qué hora es?
Preguntan de vez en cuando.
No es que tengan prisa,
es... ¡por decir algo!
Qué solo se encuentra uno
rodeado de tanto extraño
¿Qué hago yo en esta playa?
¿Por qué vuelvo año tras año?
Dentro de unos días
todo habrá terminado.
¡Al fin, estamos en casa!
Dirán los que van llegando.
Y a empezar de nuevo.
Y a esperar otro año,
contando a los amigos
lo bien que lo han pasado.
Y que el pueblo era bonito,
qué caro estaba el mercado
¡Qué noches en la discoteca!
Con la mujer, claro...
Ninguno hablará de aquello
que tanto le hubiese gustado
y que quedaron para otros
más guapos y afortunados.
Qué hubiesen hecho algunos,
si no estuviesen casados?
Cuántas caras tristes,
y pensamientos raros,
bajo sombrillas de colores,
en la playas... en verano.









EL VIEJO


¡Aquí viene esa niña!
Con su pantalón vaquero
y su carita preciosa,
ojos grandes, muy negros.

Ella es para mí muy joven
yo, para ella, ya soy viejo
pero verla me hace sentir
algo muy fuerte por dentro.

Es algo que me quema
que me causa sufrimiento
Ella es tan simpática...
y tan lindo su cuerpo...

¿Por qué nací yo tan pronto?
¿Por qué me hace sentir viejo?
¡Si mi corazón aún es joven!
¿Por qué no lo es mi cuerpo?

Bendita seas chiquilla
por hacerme sentir lo que siento.
Al verte, me siento joven,
y mi corazón late de nuevo.









LA TORMENTA

El poema La Tormenta fue escrito con motivo del secuestro, en plena Democracia, de una exposición de dibujos que se venía celebrando en el Colegio Público El Juncal con motivo de la Semana Cultural.

El día 3 de Mayo de 1988, a las 7 de la tarde, la policía, con una orden del juez, entró en el salón de actos del colegio y se llevó todos los cuadros expuestos (unos treinta) alegando que el autor era el preso del GRAPO J. Sánchez Casas.

Los cuadros ya habían sido expuestos en otras ciudades y posteriormente al secuestro de la exposición en el colegio El Juncal fueron expuestos en la Casa de la Cultura de Puerto Real, sin problema alguno.

Los responsables de la directiva de la Asociación de Padres de Alumnos de El Juncal, que organizaron la exposición, fueron procesados y absueltos. Un año después, los cuadros fueron devueltos a los dueños.

Pero el daño moral ya estaba hecho.


LA TORMENTA

Hoy, grandes nubes negras

entrando por la Puntilla

oscurecen la ciudad.

Descargan toda su furia

sobre la verde hierba

y pisadas de agua y barro

ensucian los portales del hogar.

Cuando el viento desplace las nubes

y el sol vuelva a alumbrar,

la gente salga a la calle

y los niños vuelvan a jugar.

Entonces brillarán aún más bonitas

las rojas amapolas

que florecen en los campos

alrededor de El Juncal.